viernes, 21 de abril de 2017

Recomendaciones para el Día del Libro 2017















A dos días del Día del Libro me gustaría hacer algunas recomendaciones un poco más variadas que el año anterior. Eso sí, antes que nada me gustaría que disculpáseis mi ausencia en el blog durante todo abril, ya que no ha sido causada por falta de tiempo sino que me encuentro en una profunda mejora de mis habilidades artísticas, lo cual a mi criterio es más prioritario que realizar entradas en el blog, que aportan bastante poco a vuestra reflexión, y que siempre están manchadas de un indiscutible tono amateur. Tampoco he dejado de leer en el proceso, y no os voy a ocultar que ahora estoy inmersa en lecturas que no creo que sean demasiado ilustrativas o interesantes para el público generalista, aunque tampoco es que mi espacio se haya orientado alguna vez hacia este target... y por ello obraré tal cual me parezca, como siempre hago vamos.
En fin, necesito lo que estoy leyendo para mejorar la calidad de mis escritos públicos y privados, para conocerme mejor a mi misma y aportar algo como individuo antes del fin de mi existencia. No voy a negar que este es un acto puramente egoísta, pero para mi ahora es imprescindible adquirir la base filosófica que la educación española no me ha sabido proporcionar. Además, dentro del materialismo, que es la corriente de pensamiento que considero más próxima a mi, hay tantas variantes que abrazarlo entero es como dejar que un gorrón cualquiera se siente en mi mesa a comer de mi plato, ya frugal de por si. Así que expuestas las razones de mis ausencias, y sin más preámbulos, iniciemos este desfile de recomendaciones literarias.













ENSAYO···FÁBULA···MEMORIAS  
Primavera Silenciosa es un breve e importante estudio sobre el impacto de los pesticidas a lo largo de Estados Unidos durante la década posterior a la Segunda Guerra Mundial que no creo que pueda dejar a nadie indiferente. Es cierto que de primeras puede parecer un aburrido ensayo plagado de información técnica que requiera un mínimo de química y biología; nada más lejos de la realidad. Rachel Carson toma como leitmotiv el impacto de los contaminantes inorgánicos, pero no es lo único de lo que habla en Primavera Silenciosa. En las paginas de su texto más afamado deja translucir el profundo desazón que le produce que los seres humanos reduzcan al resto de las especies y sus nichos a meros mecanismos que tienen la función de servir al hombre en sus distintas actividades y, de paso, también hay alguna que otra reflexión sobre la posición del ser humano en la naturaleza muy interesante. Primavera Silenciosa es un texto maravilloso que recomiendo a cualquier persona que sienta un mínimo de inquietud hacia cómo comenzar a tomar conciencia de lo maravillosa que es la naturaleza que nos rodea, y cuan poco la sabemos apreciar.
El viento en los sauces fue la última gran fábula escrita a mi criterio. Se han publicado muchas novela protagonizadas por animales en la modernidad, pero ninguna ha logrado equiparar esta humilde historia, tal vez por eso, por su humildad. Las fábulas contienen un elemento moralizador el cual el lector puede comprender a través de una o una serie de situaciones protagonizadas por unas criaturas que adoptan cualidades humanas sin perder la originaria. Por eso vemos animales u objetos que se comunican a usanza humana pero que físicamente son iguales a sus congéneres más allá de las ficciones. El viento en los sauces no es una novela donde suceda algo realmente, sino que conocemos de cerca la existencia de unos animales que llevan vidas austeras y solitarias, cada cual en su domus y con los problemas cotidianos de siempre. Una serie de sucesos interconectados por una importante decisión que toma Topo en la primavera los lleva a juntarse y a formar una amistad imperecedera. ¿Es El viento en los sauces una novela infantil? Sí, ¿y? Es una novela tan sensible, con tantos niveles de lectura y temas, que jamás pierde profundidad. 
Las ensoñaciones del paseante solitario es último libro que he leído este año, y resultaría mezquino no ponerlo en esta lista después de las sensaciones que me ha dejado. Las ensoñaciones... pertenece al grupo de esas pequeñas joyas que pasan desapercibido en el panorama literario por alguna razón que me esfuerzo en desconocer. Rousseau no solo no es el hombre que yo imaginaba a través de mi libro de historia de educación secundaria obligatoria y bachillerato, sino que además resulta ser un caballero interesante, con un millón de contradicciones y preguntas flotando incesantemente en su mente, un hombre honesto y, sobre todo, auténtico y apasionado. Cometió actos réprobos en su vida, y de algunos de ellos habla en sus ensoñaciones, pero lo más relevante de estas memorias es el mensaje, y cómo el ostracismo social comenzó afectando drásticamente la existencia de Rousseau y cómo, poco a poco, aprendió a vivir y amar la soledad a la que lo habían condenado, hasta el punto de desearla como una compañera más, junto a su eterna amante, la botánica. Estas memorias que escribió para él mismo constituyen un documento íntimo, intenso, lacerante y revelador que recomiendo a cualquier lector con cierto bagaje literario. 










NOVELA···RELATO
Una de las cosas que más detesto que suceda en la literatura es que la obra de Ann Ward Radcliffe esté minusvalorada hasta el punto de que sea considerada una autora de segunda. Por eso este año revindico su labor en la literatura recomendando la mejor novela que he leído de ella hasta la fecha, El italiano. Con un aire a tragedia shakesperiana, Radcliffe narra la historia de Ellena Di Rosalba y Vicentio Di Vivaldi, dos jóvenes napolitanos enamorados pero separados por la fortuna e intereses de la esposa del marqués Di Vivaldi. En la búsqueda de un subterfugio por el que los amantes puedan escapar de sus respectivas miserias y unirse en santo matrimonio, descubrirán que un monje pérfido mueve los hilos de la mente de la marquesa y del destino de la joven Di Rosalba más de cerca de lo que los jóvenes imaginaban. Es una de las novelas que he leído mejor escritas a distintos niveles, y el antagonista podría estar en mi top de villanos favoritos de la literatura perfectamente.
Con la siguiente recomendación hago un poco de trampa porque, veréis, no se publica hasta finales de mayo. ¿Pero qué hay de aquellos lectores que nos hemos gastado el dinero ya por anticipado? Algunos que, solo una vez al mes, podemos permitirnos un libro de segunda mano y que hacemos verdaderos esfuerzos por comprar uno nuevo de vez en cuando. Pero la causa lo vale, porque La colina de los sueños es una de las novelas más bonitas que he leído. Fue mi primera historia de Machen y todavía recuerdo ciertas sensaciones residuales que dejó tras de si la lectura. Porque otros habían convulsionado mi mundo, pero Machen hizo que ese cambio tuviese un porqué. Así, La colina de los sueños trata sobre la existencia de un joven llamado Lucian que desde pequeño muestra una clara preferencia hacia la cultura clásica de una manera tan excelsa que acaba creando su propia tierra mágica, una ciudadela romana. Pero no es si no una mujer la que años después le inspira a dar forma al mundo a caballo entre la realidad y el sueño, la humilde Annie, de la que Lucian cae profundamente enamorado. Yo solo espero que alguien se guarde el dinero para La colina de los sueños en mayo, porque de verdad vale la pena, y más con Valdemar.  
Por último recomiendo uno de mis relatos favoritos de terror, escrito por Mary Wilkins Freeman. El argumento es sencillo: algo parece suceder a los allegados de Luella Miller, y todos terminan muriendo por razones muy concretas. No puedo desvelar más pero Freeman esboza en su relato un argumento interesante y hasta cierto punto rompedor, creando atmósferas sobresalientes en medio de la Nueva Inglaterra rural de principios del XX. El relato lo podéis encontrar en español en la antología Vampiras, pero en inglés también os digo que es muy asequible y anda por ahí en una edición ilustrada preciosa.
Nos vemos, y no compréis demasiado 💜 .

2 comentarios:

  1. ¡Hooooola!

    Echaba de menos leerte. ¡Menuda calidad se percibe en tus entradas!

    Me sentí muy identificada con tus palabras: «En fin, necesito lo que estoy leyendo para mejorar la calidad de mis escritos públicos y privados, para conocerme mejor a mi misma y aportar algo como individuo antes del fin de mi existencia.» TOTALMENTE. También estoy intentando buscar libros que me aporten todo lo que podría diseñar (entre comillas) a Julia, por ejemplo. ¡Pero no es cosa sencilla! ;_; Exige tiempo y disciplina. No dispongo de tanto tiempo ni de mucha paciencia, sniff.

    Apunté casi todos los títulos que mencionas. ¡Y cómo no hacerlo! Tu criterio, para mí, es fundamental. *_*

    Por mi parte, no compraré nada más durante este mes, pues ya compré un libro la semana pasada que me costó... bastante. Intento controlarme. Ay, e intento comprar siempre aquellos libros que sé que me gustarán. Dios. Antes compraba a ciegas. ¡¿Qué clase de persona era yo?! XD
    Un abracito enorme,

    PD. Intenta no publicar listas muy a menudo porque... en fin, nos dejas en la miseria. ;) :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Upss, no revisé el comentario y estoy notando ciertas incongruencias. xD Perdón. :'D La impaciencia que siempre me gana.

      Eliminar